ISPANAKLI KEK - (Tarta de espinacas turca)


Este viaje a Turquía, con Cocinas del Mundo, me ha recordado cuando visité Estambul, una ciudad con mucho ruido, mucha gente y un tráfico lleno de caos. Pero a pesar de todo esto, he de reconocer que es una ciudad exótica y llena de encanto.
Ahora, voy con esta deliciosa tarta de espinacas que espero os guste. Se suele servir con su famoso té turco y además, también es una forma de engañar a los niños para que coman esta verdura 😉😉😉


INGREDIENTES

Para el bizcocho:
350 gr de espinacas frescas
2 cucharadas de jugo de limón
La ralladura de un limón
3 huevos
200 gr de azúcar 
240 ml de aceite de girasol
280 gr de harina de repostería
3 cucharaditas de levadura química

Para el relleno:
250 ml de nata muy fría
3 cucharadas de azúcar glas
120 gr de queso Mascarpone
Ralladura de limón

PREPARACIÓN

Del bizcocho:
Horno 170º.
Triturar las espinacas hasta llegar a un puré con el jugo de limón y la ralladura. Reservar.
Tamizar la harina con la levadura. Reservar.
Engrasar 2 moldes de 18 cm con papel vegetal en la base.
Batir los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen y queden esponjosos.
Añadir, poco a poco, en hilo, el aceite sin dejar de batir.
Agregar las espinacas y seguir batiendo hasta que todo esté integrado.
Incorporar la harina con la levadura en un par de veces y unir con movimientos envolventes hasta que quede homogéneo.
Verter en los moldes y hornear unos 40 minutos. hacer la prueba del palillo.
Dejar 10 minutos en el molde y terminar de enfriar en rejilla.

Relleno:
Batir el queso Mascarpone con el azúcar y la ralladura hasta que estén bien unidos. Reservar.
Montar la nata y cuando haga picos, incorporar la mezcla, poco a poco, con movimientos envolventes.
Poner en manga pastelera y al frigo al menos 1/2 hora antes de usar.

Montaje:
Poner uno de los bizcochos en la fuente de servir y distribuir la crema.
Colocar el otro disco de bizcocho y decorar al gusto.

Con Thermomix:
Poner las espinacas en el vaso 10 segundos, velocidad 5 y ayudar con la espátula para que se trituren bien. 
Agregar la ralladura y el jugo 10 segundos, velocidad 4. Reservar.
Sin lavar el vaso, poner la mariposa y echar los huevos y el azúcar 3 minutos, 37º, velocidad 31/2.
Programar, sin tiempo, velocidad 3, poner el cubilete y echar el aceite en la tapa. poco a poco.
Dejar unos segundos más hasta que se integre bien.
Quitar la mariposa y añadir la harina y la levadura tamizada 15 segundos, velocidad 3. Terminar de unir con espátula.
Verter en los moldes y hornear unos 40 minutos.
Resto, como la receta tradicional.


Bon appétit!!

Fuente: Bake Street con pequeña variación.

Por cierto, estoy encantada de participar en la elección del país para el día 16 de Junio a las 9:00 de la mañana y mi elección ha sido........Ucrania. 



La recopilación la hace, La Cajita de Nieves y Elena y no olvidéis mandar las recetas a su correo lacajitadenieveselena@gmail.com

  ¡¡Gracias chicas!!

20 comentarios:

  1. He venido corriendo a ver el destino, es fantástico y mil gracias por ser nuestra anfitriona en esta ocasión.
    Además que no puedo cerrar la boca de lo alucinada que me he quedado con esta receta tan fantástica y tan preciosa.
    Gracias por estar ahí viaje tras viaje ¡¡y que sean mucho mas!!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Nieves y feliz de que te haya gustado el próximo destino.
      Es un verdadero placer viajar con vosotras, descubrir países, así como exquisitos platos.
      Un besazo.

      Eliminar
  2. ¡Qué curiosa! Pues sí, muy buena forma de que los niños coman verduras y le pierdan el miedo al verde ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada como viajar para conocer platos diferentes que desconocemos.
      Besitos

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho esta tarta tan original y con el verde predominante que es un color que me fascina. Gracias por viajar con nosotras y por ayudarnos a elegir destino. A Ucrania me toca viajar a mi y me voy a ir como loca a buscar receta.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer viajar con vosotras y feliz de que te haya gustado esta verde tarta.
      Besetes

      Eliminar
  4. Pues me parece una idea genial para una tarta, si las hay de zanahoria por que no de espinacas! Me encanta el color y me apunto la receta que seguro que la gente se queda ojiplatica como yo jejejejeje. Muy buena propuesta! Y a ver que nos encontramos en Ucrania!

    ResponderEliminar
  5. Pues, eso mismo!!. Con el color verde tan fantástico que tiene y ya te digo, el sabor. Ummmmm!!
    Nos vemos en Ucrania

    ResponderEliminar
  6. Una tarta bien curiosa! Y pesentación de diez! Seguro que la disfrtasteis.

    ResponderEliminar
  7. que rico este aporte extra de fibra con las espinacas, me encanta y el color es perfecto, una tarta deliciosa, nos vemos en Ucrania!!!! bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y una cantidad importante y lo mejor, que son crudas.
      Nos vemos por Ucrania

      Eliminar
  8. Una tarta muy original y que no pasa desapercibida, debe estar riquísima...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diferente, sí lo es y con un sabor que no pasa desapercibido.
      Bsts

      Eliminar
  9. Uauuuu!!!!!!!!! sorprendente y deliciosa, esa idea del musgo me parece muy bonita, esta receta queda revoloteando en mi cabeza, me dan unas ganas enormes de saborearla, estupendo aporte ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy resultona por el colorido.
      Muchas gracias

      Eliminar
  10. que preciosidad de tarta salada y que color tan maravilloso!! para servir a los peques y dejarlos boquiabiertos, me parece una aportación super original!!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lees la receta, verás que no es salada, jeje.
      Un besito y nos vemos en Ucrania

      Eliminar
  11. Que original esta tarta, aunque a mis nietos no los engaño con ese color verde jjjjj. besinos

    ResponderEliminar