LA LINAZA O SEMILLA DE LINO


La linaza es la semilla de la planta Linum usitatissimum o planta de lino, se ha cultivado desde el año 3000 antes de Cristo, en Babilonia, el este del Mediterráneo y el oeste de la India y se ha utilizado para hacer ropa gracias a sus fibras largas, fuertes y flexibles del tallo de la planta, desde los tiempos del antiguo Egipto. Su semilla y el aceite de la semilla de linaza se vienen promoviendo desde hace años por los beneficios que brindan en la salud.

La semilla de linaza puede ayudar en:

Reforzar la salud cerebral: Ayudaría a prevenir problemas de la memoria, los problemas degenerativos del cerebro y la depresión, todo esto gracias a que las semillas de lino son ricas en ácidos grasos omega-3.
Bajar los niveles de colesterol y triglicéridos altos en la sangre: Se ha relacionado el consumo de semillas de linaza con la disminución de los niveles de colesterol LDL y triglicéridos, lo que se atribuye a su contenido en ácidos grasos omega 3 y a la cantidad de fibra que ofrece.
Estabilizar el nivel de azúcar en la sangre: Por lo que se ha recomendado el consumo diario de semillas de linaza en las personas que sufren de diabetes, efecto que se podría atribuir al alto contenido de fibra.


Proteger de las enfermedades cardiovasculares: Debido a sus efectos como antioxidantes, además de los beneficios aportados por el omega 3 y la fibra en la disminución de la hiperlipidemia y la hiperglicemia.
Mejorar los problemas de estreñimiento: La ingesta diaria de semillas de linaza beneficia a las personas que padecen de estreñimiento, gracias a su alto contenido en fibra.
Eliminar las toxinas del organismo: Al mejorar el hábito intestinal, mejoran la eliminación de toxinas del cuerpo, a través de las heces, debido su contenido en fibra soluble.

Prevenir y/o combatir varios tipos de cáncer:
En el cáncer de próstata, cáncer de ovario y cáncer de mama, esto gracias a su contenido en lignanos (entre 75 a 800 veces más que cualquier otro alimento), los lignanos tienen propiedades antioxidantes, lo que brindan cierta protección contra el cáncer y además bloquearían las enzimas que están implicadas en el metabolismo de la hormona, interfiriendo con el crecimiento y la diseminación de las células tumorales al igual que lo harían el ácido alfa- linolénico (ALA), uno de los ácidos grasos del omega 3 presente en la semilla de linaza.

Disminuir los sofocones de la menopausia y la osteoporosis:
Gracias a su contenido de lignanos.
Evitar el sobrepeso o la obesidad: Las semillas de lino son ricas en fibra y omega-3 lo que las hace ideales para dar sensación de saciedad, evitando comer en exceso.
Mejorar los problemas inflamatorios: Debido a la acción de sus ácidos grasos omega 3, los cuales tienen un efecto antiinflamatorio.

Podemos resumir que los beneficios del consumo de las semillas de linaza en la salud de las personas se deben principalmente estos tres ingredientes los responsables de su fama:
1.      Los ácidos grasos esenciales del Omega-3: Tienen efectos saludables para el corazón. Cada cucharada de linaza molida contienen 1,8 gramos de ácidos grasos omega-3 de la planta.
2.      Los lignanos: Una sustancias presentes en la cascara de la semilla de lino, los que le confieren propiedades hormonales, estrogénicas a la planta y cualidades antioxidantes.
3.      La Fibra: La semilla de linaza ofrece ambos tipos de fibra solubles e insolubles.

Para una mejor absorción, es necesario que estén recién trituradas o bien masticadas.

Fuente: Codeco Nutrilife

Sed felices!!



4 comentarios:

  1. Muy bueno el post. Una informacion muy útil.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Bastante interesante...me encanto el post por lo que nos enseña!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Compartir mis inquietudes sobre alimentación y salud con vosotros me encanta.
    Besitos y gracias Lila y rocio y Jose Manuel.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno el post!!!! Saludos :)

    ResponderEliminar